Page 15

Revista_6_Esp

15 ANÁLISIS también que los fondos que invier-ten en compañías cotizadas del sector inmobiliario o los REITs –Real Estate Investment Trust– suponen una ruta más barata a una cartera diversificada. Aunque ligada a la renta variable en mayor medida que los fondos de in-versión directa, la volatilidad de es-tos vehículos ha sido históricamen-te baja, lo mismo que su correlación con el comportamiento de otros ac-tivos financieros. Esto convierte a los REITs en un activo atractivo para integrar a una cartera, y apoyar su diversificación, con una volatilidad controlada. Exposición media del 11% Según un estudio realizado por Aquila Capital en enero, apro-ximadamente cuatro de cada cinco inversores institucionales consultados planeaba aumen-tar o mantener su exposición al sector inmobiliario en los próxi-mos dos años. Según el sondeo, el 87% de los inversores instituciona-les está invertido actualmente en el sector y mantiene una exposición media que equivale al 11% de su car-tera. Pero con la inflación al alza en Europa, el ciclo económico entrando en su fase madura en Estados Uni-dos y la Fed apuntando a una nue-va subida de los tipos de interés, ¿es momento de incluir un fondo de estas características? Lo cierto es que el sector inmobilia-rio ha sido uno de los más castiga-dos en bolsa en los últimos 10 me-ses por una variedad de razones. Entre ellas, los analistas enumeran el voto favorable al Brexit (una de cuyas primeras consecuencias fue el cierre temporal de fondos de real estate que invierten de forma direc-ta en Reino Unido, y que volvieron a la normalidad pasados unos meses), los riesgos políticos, o el cierre de tiendas minoristas en Estados Uni-dos como consecuencia del auge de las ventas online. Es precisamente esta última ten-dencia la que ha mostrado más crudamente que algo está cam-biando en el sector inmobiliario: así, la oleada de cierres en la industria retail estadounidense con casos como J.C. Penney, Macy’s o Sears ha puesto de manifiesto que el tráfico en los centros comerciales ha dismi-nuido como consecuencia del auge de las ventas online. Un factor que obliga a ser más selectivos, si cabe, a la hora de elegir los valores que incluir en cartera. “Los REITs globales centrados en el segmento de comercio minorista se debilitaron debido a la persisten-te preocupación por el impacto del comercio electrónico y por las no-ticias sobre el cierre de tiendas de algunas de las principales marcas estadounidenses”, explica Joe Ro-dríguez Dallas, gestor del Inves-co Global Real Estate Securities Fund. Pero, mientras que las zonas comerciales menos populares lu-chan por mantener los alquileres y las tasas de ocupación, los centros comerciales de mayor calidad con-tinúan recibiendo gran cantidad de clientes y aumentando sus ventas, añade. Acciones europeas al alza Además, en marcado contraste con lo que pasa en Estados Unidos, donde el número de centros comer-ciales por habitante es significativa-mente mayor que en Europa, todos los mercados inmobiliarios directos europeos siguen registrando un crecimiento sólido. Esta desconexión entre la renta variable del sector inmobiliario y el mercado directo es una de las razo-nes principales por las que Frédé-ric Tempel, gestor del fondo AXA World Funds Global Flexible Pro-perty, cree que las acciones euro-peas deberían ver en los próximos meses una recuperación de los precios. El gestor argumenta que la zona euro está mostrando algunos signos saludables de crecimiento económico con un PMI positivo y datos de crecimiento del PIB. “Los mercados inmobiliarios directos se han beneficiado de esta recuperación cíclica, con mayores ingresos por alquiler, precios de transacción más al-tos y bajas tasas de vacantes”, explica. Desde el punto de vista de las valoraciones, “seguimos observan-do algunos atractivos puntos de en-trada, especialmente en las accio-nes del Reino Unido, en un contexto en el que el mercado inmobiliario directo sigue funcionando bien des-pués del voto del sí al Brexit”, añade. Así, este telón de fondo de creci-miento e inflación creciente, tanto en Europa como en EE.UU., va a apoyar el sector, especialmente en el Viejo Continente. Así lo cree Guy Barnard, gestor del fondo Hen-derson Horizon Pan European Property Equities: la propiedad in-mobiliaria como una clase de activo, explica, típicamente proporciona a los inversores retornos reales atrac-tivos (es decir, ajustados por la infla-ción) a medio plazo, ya que el valor de la propiedad normalmente crece al ritmo de la inflación. “En Europa continental la mayoría de los con-tratos de arrendamiento también ESTOS FONDOS PUEDEN VERSE COMO UN REFUGIO, O UNA FORMA DE BENEFICIARSE, DE LA TENDENCIA INFLACIONISTA


Revista_6_Esp
To see the actual publication please follow the link above