Page 25

Revista_6_Esp

Defensa de las titulaciones externas con MiFID II Marazuela es un convencido de las ventajas de MiFID II pues, precisamente a raíz de los cambios que se aveci-nan y aunque es largo el camino por recorrer, dice que la normativa “nos va a poner en la senda adecuada”. “Ha habido muchas pérdidas de capital entre el gran públi-co, en algunos casos con tintes drásticos, que podrían haber sido mitigadas si hubieran podido contar con el asesoramiento adecuado”, explica, algo que la nueva norma ayudará a evitar. El presidente de CFA Society Spain está convencido de que hay clientes dispuestos a pagar por un asesora-miento profesional, aunque la mayoría creen que es un servicio que puede contratarse gratis por la forma en que le han llegado los productos de inversión. “Como todo en economía, nada es gratis. Los servicios se co-bran y es mejor pagarlos que saber que el proveedor se los va a cobrar, pues afecta a su transparencia y a su prioridad de intereses”, dice. Y reconoce la capacidad de cambio de la nueva nor-ma: “Desde luego que sí va a ser disruptiva en cuanto al modelo de negocio por parte de la industria ya que incrementa sustancialmente los requisitos respecto a los ingresos de los proveedores de asesoramiento. Pero este cambio es necesario y va a hacer que esta industria tenga profesionales y no meros empleados”. De hecho, cree que MiFID II configura la profesión a lo que “cree-mos que debe ser”, aunque niega la polarización entre asesores independientes y no independientes. También se muestra satisfecho del impulso de la for-mación de profesionales que la norma traerá consigo. En este sentido, entiende la flexibilidad en formación por la que ha apostado la CNMV, pero a futuro defiende las titulaciones externas: “La ventaja de ser CFA charter-holder es que es un título globalmente reconocido por la industria, que debe tener su reflejo en la regulación. Creemos que también deben estar otras titulaciones reconocidas y que la exigencia debe ser adecuada, pero no desmesurada. La supervisión de las entidades puede ser una solución en el momento de la implantación de MiFID II, porque la adaptación debe ser paulatina, pero la ventaja de las titulaciones externas es evidente: da un juicio imparcial y desinteresado del examen de los conocimientos necesarios para la labor de las personas que desempeñan la función financiera. Creemos que las titulaciones externas, una vez que haya transcurrido un plazo prudencial, serán la solución de los requerimien-tos MiFID II”, apostilla. NEGOCIO 25 aleatorio de éstos se debe a que la nueva información aflora y así se re-fleja en los precios, y lo hace de un modo eficiente y sin sesgos gracias a la gestión activa, al análisis racional e informado de los datos que presiona los precios en la dirección adecuada. El problema de la gestión activa no reside en sus méritos y capacidad de generar valor, sino en su habilidad para retener ese valor añadido”, dice. Por eso defiende una combinación de ambas estrategias: “Estamos ante un posicionamiento del inver-sor hacia lo que es su lugar natural de confort: busca retornos ligados al mercado con bajos costes y la gestión pasiva ofrece una buena alternativa. Pero no es posible una asignación eficiente de los recursos en los mercados de capitales sin la gestión activa. Lo que ocurre es que ésta tiene que construir su modelo de negocio viable, de modo que sea capaz de capturar una parte sufi-ciente del valor añadido que genera como para asegurar su superviven-cia”, incide el experto. Crecer en España Con estos desafíos sobre la mesa, y con la responsabilidad que le otor-ga el puesto de presidente de CFA Society Spain que ocupa desde el otoño pasado, Marazuela se mar-ca objetivos ambiciosos para estos próximos cuatro años de mandato: “Tenemos objetivos a corto y largo plazo y creemos mucho en el ‘think big, act small’. Nuestro objetivo final es el del propio CFA Institute, pro-mover los niveles más altos de ética, educación y excelencia profesional con el fin último de beneficiar a la sociedad”, explica. En este marco, en España buscará un fuerte crecimiento: “Queremos ser muchos más de los 550 charter-holders que somos en la actualidad. Nuestro país, por su peso en el PIB global y por su nivel de desarrollo, está infrarrepresentado. Contar con más profesionales formados ayuda-rá a difundir el conocimiento finan- “Las carteras tienen que ajustarse a los perfiles de riesgo de los clientes: ésta es la labor fundamental del asesoramiento y no tanto la de batir los mercados”


Revista_6_Esp
To see the actual publication please follow the link above