Page 43

Revista_6_Esp

43 730.000 personas trabajan en la industria de servicios financieros del distrito de la City de Londres, eje financiero mundial que se enfrenta a un futuro incierto ante el proceso de Brexit. Aunque con cautela, las principales gestoras internacionales y británicas analizan las posibles consecuencias de este proceso, y entre ellas la posible pérdida del pasaporte financiero. Reorganización de planes estratégicos, apertura de oficinas, lanzamiento de gestoras o registro de fondos en otros países de la Unión Europea –princi-palmente Luxemburgo o Irlanda- son algunos de los cambios que ya se están dando entre las entidades, aunque también son muchas las que respiran tranquilas gracias a las estructuras que ya tienen en otros países de Europa. la distribución y comercialización de sus fondos de inversión, o el impacto en las carteras con inversio-nes en Reino Unido son algunas de ellas. Más allá también subyacen cuestiones como si tendrán o no que llegar a modificar o ampliar sus estructuras de gestión y distribución –con los costes que eso su-pone- o incluso si deberían plantearse trasladar sus sedes o a sus empleados. Aunque ya se han disipado las primeras consecuen-cias de la votación favorable al Brexit -en forma de suspensión de reembolsos en varios fondos inmo-biliarios directos que invertían en Reino Unido, de gestoras como Aviva Investors, M&G Investments, Aberdeen AM, Columbia Threadneedle Investments, Henderson Global Investors o Standard Life, que ya han vuelto a la normalidad-, las grandes cuestiones de fondo siguen sin resolverse, a la espera de lo que NEGOCIO pase con las negociaciones… y sobre todo con el pa-saporte financiero europeo (ver apoyo). Desde la consultora Cerulli recuerdan que, pese a que la mayoría de las grandes gestoras tienen ope-raciones de fondos en Luxemburgo e Irlanda, las ac-tividades de distribución, ventas y gestión de carte-ras se encuentran actualmente en el Reino Unido. “Creemos que al final triunfará el sentido común. Sin embargo, las gestoras deberán estar atentas a cómo evolucionan las negociaciones para poder planificar lo mejor posible sus pasos”, indican en la firma. “Las grandes cuestiones relacionadas con el Brexit que pesan en la mente de las sociedades gestoras son si podrán seguir teniendo acceso a los clientes de la UE, qué limitaciones podrían enfrentar al con-tratar ciudadanos europeos en Gran Bretaña y si ne-


Revista_6_Esp
To see the actual publication please follow the link above