Page 60

Revista_6_Esp

60 dor ha tomado partido con una propuesta inteligen-te y proporcionada. EFPA se ha posicionado muy positivamente pero sugiriendo en la consulta que se refuercen algunos aspectos importantes para evitar cualquier conflicto de interés entre entidades y sus formadores contratados, separando la figura del formador del evaluador/certificador y haciendo que el proceso esté estrechamente supervisado y periódicamente revisado. Aspectos cruciales que el regulador ha incorporado tienen que ver con la importancia de la formación continua y el cumplimiento de un código ético. El reciclaje y la actualización de contenidos debe ser permanente, validada y evaluada. Es un requisito esencial en un sector tan cambiante en procedi-mientos, productos y servicios. La incorporación de un código ético en la cualificación de competencia aparece como una garantía adicional para la pres-tación de servicios de información y asesoramiento. Debemos sentirnos satisfechos porque el regulador ha sido valiente y ponderado a la vez. Se ha dado cuenta de que es el momento de cambiar las cosas. Y parece que las entidades y los propios profesio-nales lo comparten y van a encontrar soluciones alineadas con los niveles más altos de protección al cliente. El esfuerzo que exige cumplir los requerimientos planteados por la autoridad europea ESMA es in-gente, pero también lo será la recompensa de unos clientes cada vez más satisfechos y mejor atendi-dos, y un sector con mayores niveles de eficiencia. No duden que la formación será un salvoconducto adecuado para un nuevo tiempo del asesoramiento financiero. “RESULTA COMO MÍNIMO SORPRENDENTE QUE, HASTA LA FECHA, CUALQUIER PROFESIONAL QUE REALIZARA LABORES DE ASESORAMIENTO O INFORMACIÓN NO TUVIERA QUE ACREDITAR NINGUNA CUALIFICACIÓN NI EXPERIENCIA” OPINIÓN


Revista_6_Esp
To see the actual publication please follow the link above