Page 87

Revista_6_Esp

87 nidades de inversión basadas en el liderazgo de las mujeres, el acceso de las mujeres al capital, productos y servicios beneficiosos para las mu-jeres y las niñas y la equidad en el lugar de trabajo. ¿Qué precio se paga por invertir con criterios ISR? Una preocupación común sobre la inversión ISR es que hay una prima que se pagará por hacer inversiones responsables, que naturalmente disminuiría los retornos de la inver-sión. Por ejemplo, mediante la apli-cación de una selección negativa se reduce el universo invertible dis-ponible y, por lo tanto, esto podría tener un impacto negativo en la ren-tabilidad. Como se mencionó anteriormente, existen muchas estrategias de ISR diferentes, por lo que hacer com-paraciones es difícil. Por ejemplo, la participación de los accionistas en acciones individuales podría crear valor a largo plazo, pero ¿con qué punto de referencia se compararía esto? Dada la dificultad, se ha abor-dado la cuestión de cómo evolucio-nan las carteras de ISR en relación con las carteras de inversión tradi-cionales de dos maneras. Una es comparar el rendimiento de los índi-ces ISR con los índices tradicionales y otra forma es comparar el rendi-miento de los fondos ISR con los ín-dices de inversión tradicionales. En mayo de 1990, se creó el Domini 400 Social Index, ahora llamado el MSCI KLD Social Index. Este índice incluye a 400 empresas con altas calificaciones de ESG en relación con las compañías que forman parte del índice MSCI USA Investable Mar-ket Index, pero mantiene pesos sec-toriales similares al IMI de MSCI USA. El índice excluye a las empresas con actividades comerciales significati-vas relacionadas con el alcohol, el tabaco, las armas de fuego, los jue-gos de azar, la energía nuclear o el armamento militar. Por lo tanto, un inversor puede op-tar por añadir valor a la inversión con el objetivo de lograr un impacto ambiental o social positivo, además de rentabilidad financiera, puede ali-near sus inversiones con los valores y las principales creencias, y mejorar el ratio de riesgo-rentabilidad de la cartera al incorporar la sostenibili-dad en las decisiones de inversión. La forma en que un inversor pue-de aplicar este objetivo sería así: • Elaborar una lista de conviccio-nes en relación a la integración y sostenibilidad de los valores ESG • Actualizar la política de inversio-nes con las medidas ESG • Desarrollar una estrategia de asignación de activos en línea con la política ESG • Implementar cambios en la car-tera • Gestionar y supervisar la cartera. La inversión ISR genera fuertes emociones y disputas a ambos la-dos del debate. Quienes se oponen también lo hacen a cualquier otra cosa que no sean factores finan-cieros. Del mismo modo, algunos defensores de la ISR tienen convic-ciones morales tan profundas que PHILIP CAREY es fundador y CEO de Lloyd Crescendo Advisors, una RIA (Registered Investment Advi-sor, o asesor registrado en EE.UU.) creada para ayudar a las familias a administrar su riqueza global, incluyendo estrategias multi activo y la inversión sostenible y responsable. Philip es miem-bro voluntario de la Fundación Sapelo, una fundación familiar privada que promueve un cambio social progresivo en las poblacio-nes vulnerables, las comunida-des rurales y el medio ambiente en el estado de Georgia (EE.UU.). Philip tiene un máster en Planifi-cación Financiera de la Universi-dad de Bentley. no pueden imaginar la posibilidad de que la integración de los factores ESG tenga un efecto positivo en las rentabilidades de las inversiones. El reto, por tanto, es ignorar la emoción basada en creencias preconcebidas que provienen de estas opiniones opuestas y más bien centrarse en los hechos. En última instancia, creo que hay un valor añadido importante en ayudar a nuestros clientes a identificar los valores que son importantes para ellos y la creación de una estrategia de inversión que refleje a esos va-lores. “Los asesores financieros, los multi-family offices y los inversores institucionales incorporan cada vez más factores ISR y ESG a su análisis y a sus procesos de construcción de carteras” OPINIÓN


Revista_6_Esp
To see the actual publication please follow the link above