Page 9

Revista_6_Esp

NEGOCIO 9 independientes y oferta personalizada y sin conflictos de interés, y entre no independientes y oferta empa-quetada (fondos perfilados, fondos de fondos…) más propia de un servicio de venta de producto. “Por lo que vemos hasta ahora, el posicionamiento no independien-te sí que se identifica más con soluciones industrializa-das y ‘paquetizadas’, mientras que el asesoramiento independiente se nutre exclusivamente de esa labor de asesoramiento”, indica. Más allá de la banca Y, en este sentido, podríamos asistir a una redefini-ción de roles en la industria financiera, en un escenario en el que los bancos, y no todos, queden relegados a un papel de vendedores de productos y depositarios, mientras las entidades independientes podrían ser las guardianas del asesoramiento, algo que se está produ-ciendo en Reino Unido desde la introducción de la RDR. De hecho, con toda esta revolución en marcha que algu-nos aún no se creen, dice el presidente de Diaphanum, se abrirá la puerta a un mundo financiero más allá de la banca. “España es un país extraordinariamente bancari-zado, donde el negocio bancario y el negocio financiero se han dado bajo la estructura de los bancos. No existía un mercado financiero independiente de la banca pero ésta no es la norma de otros mercados más avanzados como el anglosajón o el suizo. Con MiFID II se van a dar los primeros pasos para que el mundo financiero tenga vida propia separada de la banca”. Así las cosas, el ca-mino está iniciado, aunque tardará. Sin alcance al minorista Pero esta revolución, cuyo alcance dependerá del deba-te que se genere fruto de la transparencia y la reacción de los clientes ante la realidad del negocio, tendrá lími-tes: se quedará a las puertas del universo del minorista. “Este cliente, entendido como aquel que tiene un aho-rro inferior a los 100.000 euros, no creo que vaya a ver muchas mejoras respecto a su situación actual, que no Atracción de talento En la sociedad de valores están comprometidos con atraer talento. De hecho, aprovecharán un entorno en el que muchos profesionales tendrán que plantearse si aceptan un futuro ligado al modelo que decida asumir la entidad en la que trabajen. “En el mundo de la banca, por razones de control de riesgos y de rentabilidad, se posicionarán como no independientes, con una oferta centrada en productos industrializados. Los bancos, tal y como está planteada la norma, tienen complicado hacer asesoramiento independiente. Para el banquero profe-sional eso significa que perderá su influencia y la estrecha relación con el cliente y va a llevar a una frustración”. Gascó explica que están en contacto con muchos ban-queros que ya se están planteando su futuro: “A los ban-cos no les preocupa esa salida de talento porque para vender productos industrializados no necesitan gente se-nior: hay gente más joven y barata que puede hacerlo. La consecuencia de todo esto es que las retribuciones en el sector de la banca privada van a bajar y la retribución variable, que siempre tuvo mucho peso, irá desapare-ciendo poco a poco”. Entre los profesionales que contactan están los agentes financieros, condenados a adaptar su modelo al del banco con el que trabajan, algo que genera inquietud y movimientos de agrupación y creación de agencias de valores. Y también las EAFIs, que tienen que tomar de-cisiones. “La norma les marca un terreno de juego muy concreto y deben hacer un esfuerzo para posicionarse y pensar si pueden seguir viviendo por sí mismas, si van a necesitar algún partner o asociarse con otro tipo de figu-ras jurídicas. Muchas se están planteando su futuro”. “Con el tiempo, nos pareceremos más a países con larga tradición de asesoramiento independiente como Reino Unido”


Revista_6_Esp
To see the actual publication please follow the link above