Page 90

Revista_6_Esp

90 ALTERNATIVOS pienza es el director ejecutivo de Arcis, mientras que Kevin Lay es el director de operaciones. El proyecto ha costado más de 40 millones de dólares y dos años para estar completo. El edificio de cinco plan-tas, levantado sobre un antiguo parking, estará ubicado en la calle West 146th del barrio de Harlem, al norte de Manhattan. La proliferación de este tipo de almacenes ha seguido a la incesante subida de los precios en el mercado del arte en la última década. Gauguin, Cézanne, Francis Bacon, Jackson Pollock o Gustav Klimt están entre los pintores con mayor caché ahora mismo. Los profesiona-les del sector explican que los individuos ultra high net worth (UHNW por sus siglas en inglés), aquellos con más de 30 millones de dólares en efectivo para gastar, están considerando cada vez más el arte como una inversión alternativa. Hace unos años, Laurence Fink, presidente de Black- Rock Inc., decía en una conferencia en Singapur que el arte contemporáneo, más allá de las inversiones inmo-biliarias en Londres o Nueva York, estaba usurpando el papel del oro como forma de guardar la riqueza. UNA FORTALEZA EN NUEVA YORK Arcis, que significa fortaleza en latín, no sólo cuenta con tecnología de vanguardia. El espacio tiene habitaciones de almacenaje que van desde los 9 metros cuadrados a los 1.800 metros cuadrados, y el precio del alquiles varía en consonancia. En las instalaciones también pueden realizarse exposiciones privadas, reuniones para gale-ristas, compradores, expertos en autenticación o abo-gados. La misma compañía ofrece soluciones logísticas y de transporte o digitalización de obras de arte. Las obras van a ser escaneadas mientras se mueven por el edificio, y el aire cambiará de tres a seis veces por hora. Unas condiciones de temperatura y humedad que recuerdan a las exigencias de cualquier museo occiden-tal. Todo para que las joyas de coleccionista pasen a la eternidad en las mejores condiciones. EL PROYECTO HA COSTADO MÁS DE 40 MILLONES DE DÓLARES Y DOS AÑOS PARA ESTAR COMPLETO Cristina J. Orgaz Sotheby’s, la mítica casa de subastas, cuenta con su pro-pia división financiera –Sotheby’s Financial Services– y ofrece préstamos para cualquiera de los servicios que necesita un coleccionista, desde la compra al traslado o conservación. En sus 25 años de existencia, la firma ha llegado a pres-tar más de 4.000 millones de dólares. Su ventaja frente a cualquier banco es el conocimiento del mercado inter-nacional del arte y ser capaz al mismo tiempo de ofrecer una valoración de las colecciones privadas. Sotheby’s ya era mundialmente famosa cuando colocó el ‘El grito’, del noruego Edvuard Munch, por 121 millones de dólares en 2012.


Revista_6_Esp
To see the actual publication please follow the link above